fbpx

Ceremonia de Ayahuasca en el Perú

La Ceremonia de Ayahuasca tiene lugar du-rante la noche. La gente se sienta en semi-círculo a ambos lados del Chamán.

La Ceremonia de Ayahuasca tiene lugar durante la noche. La gente se sienta en semicírculo a ambos lados del Chamán. Una vez que todos se han acomodado, el Chamán se levanta y comienza la ceremonia creando un círculo energético con el humo del Mapacho (cigarro de tabaco negro), para proteger el lugar de influencias energéticas negativas.

  • Una vez hecho esto saca el Ayahuasca y utensilios ceremoniales y los coloca en el suelo sobre un tapete que conformará el altar. Enciende de nuevo el Mapacho (suele apagarse si no se aspira continuado) y comienza a cantar un Ícaro. Entonces, toma la botella de Ayahuasca, la abre, luego toma humo en su boca y, acercando la botella a su pecho, introduce repetidamente el humo del tabaco mientras va taponando la botella con la mano para que éste no se escape. Cierra de nuevo la botella y la deja en el suelo.
  • Ahora toca esperar en penumbra y extremado silencio a que los efectos del Ayahuasca aparezcan. En los nativos los efectos se demoran en aparecer unos 20 minutos, mientras que en los occidentales de raza blanca, cuarenta y cinco minutos. A estos efectos se les llama Mareación de Ayahuasca.
  • El chamán interviene tímidamente durante los primeros minutos de la marcación, donde las visiones son todavía escasas.
  • Conforme el tiempo transcurre, el Chamán guía la energía de los pacientes mediante el poderoso canto de sus ícaros, continuando así la Ceremonia de Ayahuasca.

El Chamán puede hacer subir o bajar la mareación del paciente a su antojo según lo necesite. Para hacerlo dispone de varios elementos durante la Ceremonia de Ayahuasca:

  • Humo del Tabaco.
  • Ícaros.
  • Agua de Florida.
  • Limón.
  • Imposición de manos.
  • La Shacapa

Durante todo el ritual algunos vomitan, otros necesitan evacuar, y otros necesitan que el chamán les imponga las manos en ciertos lugares donde está la enfermedad. Con ello sus cuerpos y emociones van sanando.

Por último, el Chamán llamará a los asistentes uno a uno. Se le irán a acercando y él realizará la llamada curación. Ésta consistente en limpiar lo que queda de negativo, llenar el cuerpo de energía limpia y sellarla para que esta no se escape.

La ceremonia termina cuando todos los asistentes han sido limpiados y curados. Las personas se abstendrán de ingerir alimentos hasta las 12:00 horas del día siguiente donde se cortará el ayuno comiendo un poco de cebolla rallada a la que se le ha añadido sal y limón.