fbpx

Puntos de presión para aliviar dolores corporales

Utilizar los puntos de presión del cuerpo humano es una manera eficaz para relajarse y para aliviar dolores. Los puntos de presión pueden ser manipulados por ti mismo o con la ayuda de alguien.

Utilizar los puntos de presión del cuerpo humano es una manera eficaz para relajarse y para aliviar dolores. Los puntos de presión pueden ser manipulados por ti mismo o con la ayuda de alguien.

Estimulando los músculos, ligamentos, tendones y nervios por medio de los puntos de presión, en áreas específicas del cuerpo, puedes experimentar un momento de paz, tranquilidad y euforia.

A continuación, te mencionaremos los puntos de presión de nuestro cuerpo; estos son algunos:

Cabeza

  • Consiste en presionar las sienes. Esta es la parte plana de la cabeza al lado de los ojos. Aplica presión directa hacia adentro en ambos lados de la cabeza al mismo tiempo. Trabaja la presión en un lento movimiento circular moviendo los dedos ligeramente.
  • A medida que mueves alrededor de las sienes, te darás cuenta que el estrés se va alejando.

Cuello

  • Presiona hacia adentro, sobre los músculos a ambos lados de la columna vertebral; luego, suelta y mueve los dedos menos de un centímetro hacia arriba. Al llegar a la base del cráneo comienza a bajar de la misma forma.
  • Evita la presión sobre la columna en sí misma. Presiona sólo los músculos que rodean la columna vertebral.

Mano

  • Un punto de presión útil se encuentra en el primer interóseo dorsal. Esta es la pieza muscular situada entre el pulgar y el dedo índice. Separa el dedo índice del dedo medio y lo verás contraerse. Aplica presión a ambos lados de la mano lo más cerca de los huesos que puedas. Se dice que este punto de presión alivia desde el dolor de los calambres musculares hasta la ansiedad.

Espalda

  • La gente que se sienta y se levanta impulsivamente con frecuencia siente la tensión en la espalda baja. Ayuda a tu espalda a relajarse con los puntos de presión en la columna vertebral. Comienza aplicando presión a ambos lados de la columna vertebral donde la espalda se encuentra con tus codos. Trabaja hacia abajo, teniendo cuidado de no presionar directamente sobre la columna vertebral. Detente una vez que llegas a la pelvis.
  • Puedes disfrutar mucho más estos puntos de presión si tienes alguien que lo haga mientras te acuestas boca abajo.

Pie

  • El punto de presión es justo debajo de la bola del pie y puede producir sensaciones de euforia a lo largo de todo tu cuerpo. Comienza por ahí y pasa la presión a lo largo del arco del pie. La tensión sale del cuerpo, y tus pies se sentirán renovados.

Los puntos de presión nos serán útiles cuando queramos relajarnos o queramos alejar los dolores musculares. Solo debemos de practicar constantemente para que nuestro cuerpo esté relajado.