Formación

Peeling casero para las arrugas paso a paso

Existen muchos tratamientos costosos para las arrugas, pero por otro lado también existen tratamientos que no lo son; por ejemplo, el peeling casero para las arrugas.

La aparición de arrugas siempre será nuestra más grande preocupación, pues todos desean conservar la piel lozana y elástica de nuestros primeros años. Los secretos de las abuelas y los consejos de las cosmetólogas coinciden en que para evitar las arrugas lo más importante es el cuidado, además de la limpieza para la salud de la piel.

Existen muchos tratamientos costosos para las arrugas, pero por otro lado también existen tratamientos que no lo son; por ejemplo, el peeling casero para las arrugas.

¿Qué es un peeling o peel?

Es un tratamiento de belleza que busca eliminar las capas superiores de células muertas en la piel. Al eliminar esta piel muerta, el peeling promueve el crecimiento de nueva piel desvaneciendo así las arrugas. Si usted tiene lupus o capilares rotos, no es recomendable que se haga el peels.

Cómo aplicar el peeling

Antes de aplicar el peeling pon en tu rostro un limpiador natural, deja actuar y enjuaga. La piel debe estar perfectamente limpia y seca. A continuación, aplica la loción casera con las yemas de los dedos o con una bolita de algodón, dándote un masaje suave en movimientos circulares. Es natural que te arda un poco, eso quiere decir que la máscara está removiendo las impurezas, aunque si notas que es muy fuerte el ardor, enjuágate la cara inmediatamente y prueba con otra receta.

Recetas para preparar un peeling casero para las arrugas:

A continuación, te mostramos algunas recetas para preparar un peeling natural en tu casa.

  • Peeling de limón para arrugas profundas: haz un jugo con un limón y mézclalo con igual cantidad de agua destilada. Aplícalo en el rostro con un algodón embebido y deja actuar por 5 minutos. Repite el tratamiento 2 o 3 veces por semana. A las 6 u 8 semanas, debes aumentar al doble la cantidad de limón. En otras 5 o 6 semanas comenzarás a notar los resultados.
  • Peeling de frutas frescas: pela y troza una manzana pequeña y dos o tres frutillas. Coloca las frutas en un mortero, luego haz una crema. Aplica en el rostro, deja actuar 10 minutos y enjuaga.
  • Peeling de hierbas: en un mortero, tamiza 1 cucharadita de manzanilla, 1 cucharadita de rosa silvestre y otra de perejil. Coloca las hierbas en ¼ taza de agua caliente y deja macerar. Una vez frío el líquido, empapa una bolita de algodón, espárcela por todo tu rostro y cuello, deja secar y enjuaga con abundante agua fría.

En estos tratamientos, como en todos los tratamientos de belleza, debes tener paciencia y ser constante para acceder a los beneficios. Puedes hacerlo dos veces a la semana, en caso de no tener la piel sensible, y cuida de no exponerte al sol luego del tratamiento.

Continúa el peeling casero para las arrugas por varios meses hasta que puedas notar los avances. Es maravilloso, además de que puedas desaparecer algunas arrugas, poder hacerlo de forma natural, utilizando productos orgánicos.