fbpx

¡Medita en la playa este verano! Aprende cómo hacerlo

El verano es una buena estación donde puedes practicar la meditación y sentirte mucho mejor en lo espiritual y en lo emocional.

El Meditar en la playa tiene muchos beneficios como, por ejemplo: no inviertes dinero y tus prácticas se convertirán en tus “momentos refrescantes del verano”.

Estos son algunos motivos para meditar en la playa sin ninguna excusa.

  • Dispones de más tiempo
  • Tienes un horario más flexible en el trabajo
  • Puedes practicar en la playa o debajo de una higuera
  • Mientras practicas sientes la brisa del aire en tu cara

Recomendaciones para meditar en verano

  • Evita los momentos de más calor, a primera hora del día o antes de cenar es un buen momento
  • Practica entre 15 y 25 minutos al día
  • Sé constante, intenta practicar todos los días
  • Lleva un pequeño diario o cuaderno y anota tus progresos y sensaciones

Como meditar en el verano:

  • Aseate
  • Busca un espacio agradable en la playa
  • Relajate y Ponte cómodo
  • Si deseas cierra los ojos o mantenlos abiertos
  • Escucha el sonido del mar o si deseas lleva música relajante.
  • No pienses en los problemas o disgustos que tienes, todo lo negativo sácalo de tu mente y desechalos
  • Respira y respira
  • Conectate con tu interior y concéntrate

Quiero que este verano sea tu Verano Azul de la Meditación. Que sigas tu propio ritmo y practiques cada día. Y te sientas cómoda y alegre. Y así en los meses grises y fríos del invierno, cuando medites vuelvas a sentir los recuerdos y sensaciones agradables que tuviste en verano.

Recuerda: Meditar significa hacer silencio a tus emociones y pensamientos para escuchar tu voz interior, conectarte con la fuerza de la vida, con esa energía que engloba la madre naturaleza y lo espiritual de cada ser vivo.