Formación

Los 5 tipos de masajes más aplicados

El masaje es un buen recurso para aliviar el dolor pues aumenta la circulación y favorece el retorno venoso; ayuda a drenar el exceso de linfa que se forma en las áreas edematosas.

Permite liberar las fibras nerviosas atrapadas por desequilibrios mecánicos en las articulaciones y en los tejidos blandos que la rodean al relajar las áreas de tensión. Al tocar con suavidad o mediante una presión mantenida la piel durante el masaje se estimula los mecanismos receptores (receptores sensoriales de los cambios provenientes de la aplicación de la energía mecánica: tacto, presión, vibración). Esto permite «bloquear» el ascenso por la médula espinal de los impulsos dolorosos, trasmitidos por los receptores de dolor, (los nociceptores), en su camino hacia el encéfalo.

La práctica del masaje se ha adaptado a las características climáticas y temperamentales de cada pueblo.

  1. Masaje sueco relajante
    El masaje sueco es uno de los más populares, fue desarrollado por Henrik Ling en Suecia en el año de1830. Consiste en movimientos básicos: el amasamiento, percusión, fricción, vibración y el frotar suavemente, esto con el fin de manipular las capas más superficiales de los músculos y mejorar así la salud mental y física de la persona. No causa ningún tipo de dolor o molestia a la persona que lo está recibiendo.
  2. Masaje tejido profundo
    Se caracteriza por constantes presiones y golpes aplicados paralelamente a las fibras musculares. Se pretende llegar a las estructuras más profundas del sistema músculo-esquelético, a la piel y a los músculos más superficiales. La persona encargada de realizar el masaje utiliza los dedos, nudillos y antebrazos, y se pretende organizar y restaurar la elasticidad de los músculos acortados, restablecer la acción muscular y aumentar la circulación.
  3. Masaje deportivo
    Tiene como objetivo tratar las necesidades de los atletas respecto a entrenamiento, rendimiento y recuperación de las lesiones. Se utilizan técnicas parecidas al masaje sueco y masaje de tejido profundo. Se da previo y posterior al ejercicio, con el fin de preparar los músculos para la actividad intensa y luego para relajarlos.
  4. Masaje reductor
    Esta técnica de masaje previene y reduce la celulitis, estimulando el sistema linfático y mejorando la circulación sanguínea. Asimismo, ayuda a eliminar el acumulo de grasa localizada, previene la flacidez, tonifica y estiliza el contorno del cuerpo logrando una mejor silueta. Se realiza con una presión fuerte y una velocidad más rápida que la usual.
  5. Masaje shiatsu
    Este masaje se originó en Japón y su finalidad es restaurar el equilibrio físico y energético del ser humano. La palabra shiatsu significa “presión con los pulgares”, sin embargo, se puede hacer presión también con la palma extendida, los antebrazos, codos, rodillas y pies. Esta práctica se realiza en el suelo, sobre una colchoneta. Se entabla una sinergia entre paciente y terapeuta al trabajar con el ritmo de la respiración de ambos. El terapeuta utiliza el peso de su cuerpo y la energía para realizar la presión, de una forma armoniosa y profunda.

Beneficios del masaje

  • La salud de nuestro organismo depende de la salud de nuestras células. Las células a su vez dependen de un abundante flujo de sangre y linfa. Entre los beneficios del masaje podemos mencionar:
  • Mejora la circulación de la sangre y el flujo de la linfa. Esto ayuda a llevar nutrientes a las células y a eliminar impurezas y sustancias tóxicas.
  • Aumenta la capacidad de la sangre para transportar oxígeno. Ayuda a aumentar los glóbulos rojos y blancos de la sangre.
  • Cuando se combina con una dieta equilibrada y con ejercicio, el masaje ayuda a restaurar el contorno del cuerpo y a disminuir los depósitos de grasa.
  • Ayuda a reducir el estrés. Si recordamos que más de dos terceras partes de las enfermedades están relacionadas con el estrés nos daremos cuenta de una de las razones por las que el masaje es tan beneficioso para la salud. El masaje terapéutico ha probado ser efectivo como medio para aliviar condiciones tales como dolores de cabeza causados por tensión nerviosa y dolores musculares de espalda, así como para mejorar la condición de la piel.