fbpx

Descubre los beneficios de la Electroestimulación en tu cuerpo

Todos recordamos los anuncios en televisión de los electrodos milagrosos, donde tu cuerpo transformaba los músculos flácidos a tonificados mientras te sentabas en una hamaca y te relajabas con un libro y una refresco a la vera de una piscina.

No hace falta ser muy listo para entender que era publicidad engañosa, sin embargo el chaleco de estimulación es un nuevo y revolucionario método de entrenamiento, un nuevo concepto que mezcla el conocimiento del cuerpo con una tecnología muy avanzada. Vamos a explicar en qué consiste este método de entrenamiento y cuáles son sus beneficios.

La Electroestimulación es la técnica que utiliza la corriente eléctrica, para provocar una contracción muscular, mediante un aparato llamado electro estimulador, para prevenir, entrenar o tratar los músculos, buscando una finalidad terapéutica o una mejora de su rendimiento.

Estos beneficios son:

  • Incremento de la fuerza muscular. Ha quedado avalado por diferentes estudios que el incremento en la fuerza muscular tras 4 sesiones de Electroestimulación puede alcanzar picos de hasta el 17%. De la misma manera el tejido ha quedado fortalecido siendo en individuos no entrenados en los que las mejoras han resultado más evidentes.
  • Incremento del tejido muscular. Con el entrenamiento en altas frecuencias a medio plazo se logra un aumento del tamaño del tejido muscular o hipertrofia.
  • Mejora de la eficacia metabólica. Tras varias sesiones de Electroestimulación el consumo de oxígeno se reduce entre un 11 y un 17% aumentando el tiempo de aparición de la fatiga entre un 15 y un 20%.
  • Aumento de la resistencia muscular. Gracias a la Electroestimulación se pueden reproducir las condiciones de cansancio asociadas a un trabajo físico agotador con lo que aumenta la resistencia de los músculos involucrados, mejora la eficiencia cardiovascular y el ritmo de recuperación.
  • Rehabilitación muscular. Bien debido a enfermedades, lesiones o a una vida sedentaria, la musculatura se ve debilitada e incluso puede llegar a un patrón defectuoso de la acción muscular. Gracias a la Electroestimulación se logra aumentar la correcta actividad muscular y se frena la pérdida de tejido.
  • Aumento del aporte de sangre local. La Electroestimulación provoca la dilatación de los vasos sanguíneos aumentando por encima de un 20% el riego sanguíneo facilitando el aporte de oxígeno y nutrientes a las fibras musculares.
  • Reducción de alteraciones músculo esqueléticas. En casos de escoliosis leve o moderada se ha logrado detener o ralentizar el proceso de curvatura anormal de la columna estimulando la musculatura de la espalda.
  • Incremento de la explosividad muscular. El uso de Electroestimulación a largo plazo disminuye notablemente el tiempo empleado en la contracción muscular permitiendo así un mayor y más rápido reclutamiento de fibras para movimientos explosivos.

En resumen, gracias a la Electroestimulación realizaremos entrenamientos sin carga articular que siguen quemando grasa hasta 72 horas después de realizada la sesión. Aumentaremos nuestra fuerza, resistencia y velocidad. Ejercitaremos más de 350 músculos en una sola sesión, reduciremos tallas, tonificaremos la musculatura, combatiremos la celulitis, elevaremos glúteos, evitaremos flacidez en los tríceps y ganaremos en salud.