fbpx

Descubre cuantas veces es necesario tener un masaje y sus beneficios

Antes de realizarse un tratamiento, es necesario pasar por una evaluación previa por un profesional capacitado, como por ejemplo médico o kinesiólogo. Para evaluar su estado de salud, si está sano, sin trastornos circulatorios importantes o sin problemas alérgicos por ejemplo u otra complicación de salud importante se puede realizar el tratamiento sin problema.

Probablemente es la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utilizó como recurso natural contra el dolor. Existen diversos tipos de masaje, cada uno utiliza diferentes técnicas y pueden servir para estimular el sistema inmunológico, relajar los músculos o aliviar el dolor.

Aquí una lista de los más empleados masajes con sus beneficios:

  • Masaje relajante

Es el típico masaje para eliminar estrés y tensión de un día duro de trabajo. Se aplica en todo el cuerpo con énfasis en la espalda y en la parte baja del cuello de forma lenta, con movimientos pausados y largos, pero con una presión firme y progresiva, tiene como objetivo descargar el estrés y la tensión acumulada.

  • Masaje Japonés o Shiatsu

De acuerdo con la Sociedad Mexicana de Shiatsu y Medicina Tradicional Oriental, el Shiatsu es una técnica terapéutica que trabaja sobre la ruta de los meridianos de acupuntura y maneja la energía a través de la respiración y la presión. En este tipo de masaje se emplean dedos y manos para estimular o sedar la energía que fluye por el cuerpo para fomentar la salud y la curación.

  • Masaje con piedras volcánicas

Es el masaje sueco junto con el uso de piedras calientes de basalto. Las piedras se colocan a lo largo de los meridianos para relajar los músculos y restaurar la armonía del cuerpo. Luego, el terapeuta de masaje se aplica una leve presión sobre las piedras y se utilizan para masajear el cuerpo. Alivia la tensión muscular y el estrés.

  • Masaje Terapéutico

Este es el tipo de masaje que normalmente se recibe en un consultorio médico o centro de rehabilitación. El masaje se centra en la corrección del problema que está causando el dolor del paciente y puede ser usado para tratar varios tipos de trastornos músculo-esqueléticos y sus condiciones.

  • Reflexología

Aunque comúnmente es conocido como un masaje de pies, la reflexología se basa en la teoría de la terapia de la zona, es decir, que las distintas partes del cuerpo están reflejadas en las plantas de los pies y por lo tanto, masajeando dichas partes se masajean de forma refleja los órganos, músculos u otras partes del cuerpo que necesiten tratamiento, estimulando los mecanismos auto curativos del propio organismo.

El terapeuta determina cuantas veces se da el masaje al paciente, dependiendo de la situación que se encuentre el paciente se le cita.