Cuándo se debe hacer un masaje de Reflexología y cuando no es recomendable

La reflexología es la aplicación de presión a las zonas de los pies, manos, cara y orejas de manera generalmente relajante y puede ser una manera eficaz para aliviar el estrés, así como dolores en distintas partes del cuerpo. Es una térmica curativa.

La teoría detrás de la reflexología es que las distintas zonas de los pies, manos, etc., corresponden a los órganos y sistemas del cuerpo. Los defensores creen que, si se aplica a estas zonas la presión adecuada, se afecta directamente a los órganos y se obtienen beneficios para la salud de la persona.

El objetivo de esta técnica es estimular la circulación para lograr la relajación total y el equilibrio del cuerpo. Como toda terapia holística, la reflexología considera que este equilibrio es el que te llevará a prevenir y curar todo tipo de enfermedades.

Si es recomendable cuando hay:

  • Problemas digestivos, como, por ejemplo, el estreñimiento.
  • El dolor de espalda.
  • Los desequilibrios hormonales.
  • Los trastornos digestivos.
  • El estrés y las condiciones relacionadas con el estrés.
  • Las cefaleas tensionales.
  • Las lesiones deportivas.
  • Trastornos menstruales, como el síndrome premenstrual (PMS).

No es recomendable cuando:

  • Las personas que están enfermas, tienen una baja tolerancia al dolor o son muy sensibles al tacto deberán evitar la reflexología. Por ejemplo, una persona que tenga muchas cosquillas en los pies, no será un buen paciente de reflexología y difícilmente será capaz de relajarse para conseguir los beneficios de la reflexología.
  • Las personas diabéticas tienen su nivel de azúcar en sangre bajo o alta antes y después de una sesión. Los niveles de azúcar en la sangre pueden aumentar seriamente o disminuir durante la reflexología.

Precauciones con la reflexología:

  • Si estás embarazada, habla con tu médico primero. Asegúrate de dar el reflexólogo una historia clínica completa y exacta. Si tienes úlceras en los pies, lesiones o enfermedad vascular, como coágulos de sangre, consulta a tu médico antes de practicar la reflexología.

Seguridad de la Reflexología

  • La reflexología es considerada segura generalmente, a pesar de que la presión muy fuerte puede causar molestias a algunas personas. Lo cierto es que no es más que un masaje de presión que se aplica a distintas partes del cuerpo por lo que, por lo general, no debería causar problemas.
  • Durante un tratamiento de reflexología, se pueden aplicar diferentes técnicas. Por ejemplo, se aplica presión en los pies y las manos usando unas técnicas de pulgar y también se pueden aplicar técnicas de estiramiento y movimiento con toda la mano para proporcionar relajación en los pies. El aceite, las cremas y lociones no suelen utilizarse en el trabajo de reflexología tradicional. En ocasiones el reflexólogo utiliza elementos como pelotas o cilindros que sirven para masajear los pies y manos en los puntos indicados, pero esto no es lo normal.

La reflexología no sirve como tratamiento de enfermedades sino como un complemento a los tratamientos médicos sugeridos por el especialista. Por ejemplo, la reflexología es muy utilizada por los pacientes con cáncer como un método complementario (nunca sustituto) a su terapia contra el cáncer.

LIBRO DE RECLAMACIONES

(1) RECLAMO: Disconformidad relacionada a los Servicios o tipo de Atención.
(2) QUEJA: Disconformidad no relacionada con los servicios; o, malestar o descontento respecto a la atención al público.