Conoce que hacer luego de conocer tu futuro en una lectura del tarot

Actualmente el Tarot es usado a partir de dos visiones diferentes y excluyentes: la visión adivinatoria o futurológica y la visión de autoconocimiento. Mientras el Tarot Adivinatorio pretende conocer el futuro, el Tarot de autoconocimiento busca la transformación del ser humano. Dentro de ésta visión tenemos varias líneas: Jodorowsky, Enrique Ezquenazi, Liz Greene, Zigler, etc.  El Tarot Terapéutico tiene como objetivos sintonizar al individuo con su esencia e identificar y ayudar a resolver bloqueos, miedos y otros patrones de conducta que dificultan su realización integral.

Los cinco principios del Tarot Terapéutico:

  1. Nuestras vidas son el producto de nuestras decisiones y no de las circunstancias. Somos plenamente responsables por la vida que tenemos.
  2. Tomamos nuestras decisiones a partir de nuestras creencias y patrones de conducta en ellas enraizados; por lo tanto, construimos nuestras vidas a partir de nuestras creencias.
  3. El principal obstáculo para alcanzar la realización en cualquier aspecto de la vida somos nosotros mismos, es decir, nuestra resistencia a cambiar los patrones de pensamiento y conducta que no funcionan.
  4. Atraemos lo que necesitamos para crecer y no lo que pensamos y menos lo que se nos antoja.
  5. Cada uno de nosotros lleva dentro los potenciales necesarios para realizarse en todos los aspectos y ser feliz.

Entonces lo importante que debemos hacer después de conocer nuestro futuro en una lectura de tarot es:

  • Estar tranquilos y tomar todo lo que nos dijeron con calma.
  • No angustiarnos por lo que nos dijeron, ya que nos podemos frustrar y preocuparnos.
  • Tratar de buscar la solución a algo negativo que nos dijeron.
  • Tratar de evadir todo lo negativo y pensar en lo positivo.

Tenemos que entender que la visión adivinatoria y la terapéutica discrepan en cuatro cuestiones fundamentales:

  • El individuo y sus circunstancias. El Tarot Adivinatorio pretende conocer hechos, el Tarot Terapéutico comprender los hechos que ya conocemos. El centro de la cuestión no está en los hechos y las circunstancias sino en el individuo que las vive.
  • La cuestión del destino.  Para quien hace futurología, el destino gobierna nuestras vidas: “Si naciste para martillo, del cielo te caen los clavos” y el Tarot acaba siendo un intermediario entre ese todopoderoso destino y los simples mortales. Así, somos reducidos a espectadores de nuestras propias vidas, por no decir a pollos de granja.
  • Para el Tarot Terapéutico somos los “cocineros” de nuestro destino, continuamente lo estamos creando a partir de nuestras decisiones, acciones y omisiones. Nuestra capacidad de crear nuestro futuro es proporcional a nuestra conciencia. Como dice Jung «El destino es el retorno de la inconsciencia». Si necesitamos entender alguna cosa interna para crecer atraemos situaciones y personas que tocan ese punto hasta que finalmente nos damos cuenta. El Tarot Terapéutico es una herramienta para cambiar el destino, pues nos ayuda a tomar conciencia de lo que realmente está dificultando nuestra realización y muestra qué actitudes necesitamos tomar si queremos liberarnos.
  • La cuestión de la responsabilidad. Para el Tarot adivinatorio el ser humano es un esclavo. ¿Qué libertad puede tener alguien cuya vida está amarrada al destino, hasta el punto de poder conocer su futuro? Libertad y responsabilidad caminan juntas. Si insistimos en mostrar a nuestros consultantes que sus vidas son el producto de extrañas, ajenas e imprevisibles fuerzas como el azar, destino, divina voluntad, o trabajos de magia estamos degradando los seres humanos a la categoría de irresponsables que nunca podrán liberarse por sí mismos. Y entonces llegan los salvadores…

Según la visión terapéutica somos totalmente responsables por la vida que llevamos. Parar de colocar la responsabilidad (o la culpa) de nuestra situación en los demás, en la pareja, los padres, el jefe, el gobierno, el destino… es el primer paso para cambiar. “La felicidad y la fortuna son cuestiones de elección y no de suerte”. Osho.

Recuerda: El tarot no decide por ti, eres tú que al ver lo que te indica, toma la decisión.

LIBRO DE RECLAMACIONES

(1) RECLAMO: Disconformidad relacionada a los Servicios o tipo de Atención.
(2) QUEJA: Disconformidad no relacionada con los servicios; o, malestar o descontento respecto a la atención al público.