fbpx

8 Beneficios de un masaje japonés para el rostro

Todo ser humano quiere que su rostro tenga una lucidez única para esto existen muchas terapias, pero una de ellas es:

La técnica Masaje facial japonés.

La técnica del Masaje facial japonés estimula los nervios faciales llegando a las células de la piel, beneficiando y aumentando la circulación sanguínea, distribuyendo nutrientes y eliminando toxinas e impurezas.

En este masaje se trabajan los 16 músculos faciales superficiales y específicamente los puntos neurosensoriales y meridianos
energéticos, que van a influir de manera notable sobre la nutrición celular y la circulación de la energía, eliminando toxinas,
mejorando la salud, atenuando las arrugas y disminuyendo la tensión del rostro.

Es una técnica basada en movimientos de precisión con técnicas de masaje profundo, que trabaja la musculatura para relajar los
músculos contraídos, combinada con una gran variedad de movimientos superficiales. Cuando los músculos están relajados la sangre
circula libremente por ellos, recibiendo de esta manera todos sus beneficios y estimulando la producción de colágeno y elastina,
responsables de la salud de la piel.

De esta manera, el Masaje Facial Japonés es eficaz para que las células de la piel puedan repararse y rejuvenecerse
por sí solas, así como también es de gran utilidad para las manchas de la edad, para la piel grasa o seca, para el acné, la migraña o el dolor de la articulación del ATM (articulación tempo mandibular), entre otros

Llamado también masaje kobido

Kobido significa “antiguo camino de la belleza”. La leyenda dice que durante siglos fue una de las terapias favoritas de las emperatrices japonesas que lucían como porcelanas. Hoy es una técnica renovada, ideal para quienes buscan quitarse unos años sin acercarse al bisturí

 Fases de un masaje:

  • limpieza y drenaje.
  •  estiramiento e iluminación.
  •  lifting japonés
  • final anti estrés

BENEFICIOS:

  • Combate el estrés.
  • Alivia las migrañas o los dolores de cabeza comunes.
  • Evita la rigidez facial.
  • Mejora la circulación.
  • Disminuye algunos problemas en el sistema digestivo como el estreñimiento.
  • Reduce los efectos del bruxismo.
  • Favorece la vista por el estímulo en las zonas cercanas a los ojos.

¿Cuándo usarlo?

Son muchos los efectos positivos a obtener de un masaje Kobido, por lo que puede aplicarse como tratamiento para una gran variedad de problemáticas:

  • Para efectuar un lifting de forma natural.
  • Para estimular la circulación y la musculatura local.
  • Para remodelar el óvalo del rostro.
  • Para reafirmar los tejidos en cuello, frente, mejillas, mentón y ojos.
  • Para atenuar las arrugas en frente, patas de gallo, labios, etc.
  • Para desinflamar los tejidos, como en el caso de párpados hinchados.
  • Para desintoxicar los tejidos, como en el caso de acné o de tez oscurecida por exceso de tabaco.
  • Para ejercer una acción antirradical libres.
  • Para hidratar mejor la piel, haciéndola más clara y elástica.
  • Para atenuar pequeños problemas locales, como couperosis y acné.
  • Para aumentar la regeneración celular.
  • Para oxigenar mejor los tejidos.
  • Para estimular el colágeno y la elastina presentes en los tejidos.
  • Para mejorar la circulación.

Una sesión de Masaje Facial Japonés produce una profunda relajación en el rostro, sensación que se extiende a todo el cuerpo. Con un tratamiento
prolongado, conseguiremos la desaparición y difuminación de las líneas de expresión, así como una expresión más suave.